10 consejos para un teletrabajo más seguro

Las medidas de aislamiento social y confinamiento impuestas desde hace meses por la pandemia de coronavirus en la mayoría de países obligan a muchas empresas a mantener a sus empleados trabajando desde casa.

Hay compañías que incluso han decidido no volver al modelo de trabajo presencial, como es el caso de Twitter, y otras han retrasado ya en varias ocasiones la vuelta a los centros de trabajo, como es el caso de Google, que empezará «en pruebas y sólo con algunos empleados» a volver a las oficinas el próximo mes de septiembre, si no se pospone de nuevo.

Sea como sea, la realidad es que el teletrabajo será mucho más habitual en la mayor parte de los entornos corporativos incluso cuando sea más seguro regresar a las oficinas. Se apuesta mayoritariamente porque se impondrá un modelo mixto, en el que los trabajadores acudan a los centros de trabajo únicamente cuando sea necesario y también puedan trabajar desde sus casas.

Dependerá de cada trabajo y cada empresa, pero lo cierto es que el teletrabajo llegó para quedarse y será cada vez más habitual. En este contexto, conviene tomar todas las medidas posibles para garantizar la seguridad de la información y la privacidad del trabajador. Por este motivo, hemos recopilado un listado de consejos que deberían ser tenidos en cuenta para garantizar una actividad laboral más segura desde casa:

-Priorizar el uso de equipos corporativos. Uno de los retos a los que se enfrenta el teletrabajador es el de elegir el dispositivo con el que trabajar. En la medida de lo posible, es la empresa la que debería proporcionar un ordenador físico o portátil de uso exclusivo para el trabajo. Así, se evitarían muchos problemas de privacidad o filtraciones de información. Lo mismo ocurre con los dispositivos móviles. Los equipos corporativos vendrán configurados por el departamento de Sistemas o Informática de la empresa con los programas necesarios para desempeñar la labor, e incorporarán todos los protocolos de seguridad.

-Adoptar medidas de seguridad en los equipos personales. Si por cualquier motivo tienes que usar tu ordenador personal para trabajar, consulta con el departamento de Sistemas de tu compañía para que te ayuden a configurarlo adecuadamente. También puedes tomar tu algunas medidas como mantener el sistema operativo siempre actualizado a la última versión, para evitar posibles problemas de seguridad.

-Crear distintos tipos de usuario. Crear un usuario específico para llevar a cabo tareas de trabajo en el equipo, lo que evitaría un acceso accidental por parte de otros miembros de la familia, y que pudieran comprometer archivos de la compañía, tener acceso a información confidencial, borrar trabajos…

-Antivirus. Otra de las medidas básicas es contar con un antivirus potente y actualizado que pueda proteger contra cualquier amenaza de seguridad.

-Cifrar los soportes. Emplear llaves USB, discos duros externos, etc… cifrados permitirá garantizar la seguridad de los datos, que permanecerán en ellos encriptados.

-Realizar copias de seguridad periódicas. Así se tendrá un respaldo de todos los datos e información que se maneja y que sea fundamental. Si se almacena en la nube, revisar los contratos de privacidad y mantener los servicios actualizados.

-Emplear redes wifi privadas. Trabajar empleando una red wifi abierta aumenta el peligro de que un tercero pueda colarse en ella y acceder a información sensible de la compañía o del usuario.

-Utilizar una VPN. Si necesitas conectarse al servidor de tu empresa, lo más adecuado es utilizar una VPN de fiabilidad contrastada o una red privada cifrada. Con esto la transmisión de información será segura y no podrá ser interceptada por terceros.

-Aplicaciones de acceso remoto: Son muy útiles si las instalamos en nuestro ordenador o nuestro teléfono móvil, puesto que permiten el acceso de los equipos de soporte de la empresa a distancia para resolver cualquier problema técnico o de configuración. Has de asegurarte de usar una confiable o la que instale el equipo de informáticos de tu compañía. Las hay gratuitas cuya fiabilidad puede quedar en entredicho.

-Contraseñas. Como en cualquier servicio online que se utilice, es fundamental elegir contraseñas seguras -aquí te ofrecemos consejos para elegir una que sea robusta– y cambiarlas periódicamente. Se aconseja emplear una distinta para cada servicio y emplear un gestor de contraseñas.

AdSchool10 consejos para un teletrabajo más seguro